Los científicos dudan de la masa del neutrino, y de si el neutrino y el antineutrino son la misma partícula. Uno de los experimentos recientes, según la agencia Sinc, es la desintegración doble beta sin neutrinos. Esto pasa cuando un núcleo atómico madre se desintegra en uno hija, gana 2 protones y emite 2 electrones. Muestra de ello es el calcio-48 al desintegrarse en titanio-48.

El éxito de este grupo de estudio radica en que han conocido la parte nuclear mediante cálculos de mecánica cuántica donde se incluían las variables de 2 tercios (frente al tercio habitual) de los protones y neutrones involucrados a través de matrices con 2 billones de datos. Estas operaciones se realizaron con el K-computer, el ordenador más rápido del mundo.

Según Menéndez, este resultado permitirá conocer la masa del neutrino si se mide la vida media de la desintegración. La desintegración del calcio-48 dura menos de lo que se creía (en concreto, la mitad), lo que facilita la labor de observarla. La desintegración es especialmente lenta (billones de años), y está mediada por 2 desintegraciones simultaneas débiles.

Si se confirmara que en la desintegración doble beta no se emiten neutrinos, se estaría ante un hallazgo importante digno de Premio Nobel, según Menéndez, ya que implicaría que los neutrinos y antineutrinos son la misma partícula. Esto convertiría al neutrino en la primera partícula que es materia y antimateria a la vez en todo el universo. (Imagen de la agencia Sinc).

“La vida media de esa desintegración depende de dos factores: la desconocida masa de los neutrinos y las características de los núcleos madre e hija. Esto implica que se podrá determinar la masa de los neutrinos”. Javier Menéndez, investigador español en la universidad japonesa.