La calidad de la RCP mejora si se utilizan las Google Glass para asistir a adultos en parada respiratoria, según la tesis doctoral de Francisca Segura Melgarejo, la que ha sido revisada por los doctores Nuria Pérez Alonso y Manuel Pardo Ríos, de la Facultad de Enfermería de la UCAM (Universidad Católica de Murcia). Los resultados indican que el uso de estas gafas reduce las secuelas neurológicas y aumenta la supervivencia de los pacientes.

Tal y como informan desde la agencia EFE, la instrucción guiada con Google Glass en situación de RCP reducía el tiempo para comenzar la resucitación cardiopulmonar en un 83% de los casos, mejoraba la ventilación mecánica en el paciente y priorizaba el rescate en un 72% de las situaciones simuladas dentro de un entorno sanitario.

Esta investigación ha analizado las consecuencias de la telemedicina utilizando las Google Glass en casos de RCP para situar a los intervinientes en una escena en la que el paciente está con especialistas y con una tecnología que facilita las indicaciones mediante la imagen y el sonido. Los resultados se han publicado en revistas de la SEMES, la JCR y la SEMICYUC.

Esta tesis incluye el estudio de la fatiga física de los emergencistas a la hora de tomar decisiones, y se averiguó que, a partir de los 2 minutos de reanimación, no había cambios de precisión en la fatiga mental. Estos 2 minutos es el tiempo permitido a un especialista para intervenir sobre el paciente, ya que sí afecta al cansancio físico del profesional sanitario.

A partir de estos daros, se han tratado de averiguar los parámetros más importantes para valorar una correcta reanimación, como son el número exacto de compresiones por minuto (entre 100-120), así como la coordinación del equipo o el uso de la adrenalina si procede en momentos puntuales.