Julio Zarco en Los Desayunos Informativos de MedsBla.

Ante la revolución tecnológica que suponen ciertas herramientas en la Medicina, es necesario que se produzca una revolución humana. Según Julio Zarco, “los que manejan esa tecnología, que son los seres humanos, tienen que ser más humanos si cabe para poder hacer un uso adecuado”. Zarco es director del Área de Personalización de la Asistencia Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. El también médico de familia ha participado en Los Desayunos Informativos de MedsBla.

Preguntado por la inteligencia artificial, Julio Zarco cree que hay que verla desde la perspectiva de la corriente transhumanista. Tal y como ha señalado “esta corriente surgió hace una década en Centroeuropa. Habla sobre la integración de los elementos informáticos, robóticos y de inteligencia artificial en la biología del individuo”.

Hay que integrar de una manera sana lo tecnológico con lo humano

Zarco ha ejemplificado estos desarrollos con el caso del primer cíborg. El médico ha reconocido la dificultad que supone este tipo de tecnologías a nivel de bioética. Según explica ningún comité de bioética dio su aval para integrar una antena en el cerebro de este individuo. “El cerebro de este individuo se acopla y se modifica para trabajar de una forma determinada. Este tipo ahora piensa de una manera distinta y percibe de una forma diferente”.

Zarco ha reconocido sentir “miedo” de esta revolución tecnológica. Su temor se fundamenta en que la tecnología la usan los humanos. Tal y como reconocía este primer ciborg, “esto genera una nueva especie”. “Ya no es una especie humana”. “El cerebro tiene una plasticidad enorme”, ha asegurado. “El de este individuo adaptará e integrará todas aquellas innovaciones de su entorno”, añade.

Ante esta revolución tecnológica, Julio Zarco insiste en que “hace falta una revolución humana”. Esta revolución humana consiste en que los que manejan esa tecnología, que son los seres humanos, “tienen que ser más humanos si cabe para poder hacer un uso adecuado de la herramienta tecnológica”. Por este motivo, insiste, “la revolución tecnológica debe ir acompañada de una revolución humana, para integrar de una manera sana lo tecnológico con lo humano”. “Siempre van a ser mundos compartidos pero distintos”.

En palabras de Julio Zarco “hay que perderle el miedo a lo tecnológico, porque está ahí, pero temo que el desarrollo humano no lleve el mismo ritmo”. A pesar de ello, el médico de familia asegura que la utilización de la informática, el correo electrónico y la telemática en la Medicina es corriente, normal y habitual; pero ha reconocido es necesario introducirla en un espacio delicado que es la relación profesional (médico o enfermera) paciente.

Lo telemático genera distorsión

Julio Zarco ha reconocido que “la introducción del elemento telemático siempre genera distorsión”. Según ha explicado el también médico de familia, “aún no se ha resuelto el problema del ordenador en la consulta”. En su opinión “el estar en la consulta con un ordenador sigue generando problemas en ciertas ocasiones. Muchas veces el médico no sabe escribir sin mirar al teclado, y mientras mira ahí no mira al paciente”, añade.

Según ha asegurado, la herramienta informática se vive más como una barrera que como un facilitador. En este sentido, considera que “toda introducción en la relación médico-paciente de un elemento telemático genera siempre cierta resistencia. Por eso, debemos hacer una introducción en la cual integremos ese elemento en la relación”, apunta.

Tal y como ha explicado Julio Zarco, “existen miles de herramientas a las que debemos darles una usabilidad y testarlas”. En este sentido, el médico de familia ha destacado que es esencial que en el desarrollo de estas herramientas participen médicos y pacientes, porque, según ha indicado, “normalmente, en los desarrollos informáticos nunca intervienen”.

El blog, una herramienta “fantástica” para acercarse al paciente

Sobre el uso de herramientas como los blogs o las redes sociales, Julio Zarco ha reconocido que “es muy frecuente que los profesionales usen blogs para comunicarse con los pacientes”. El director del Área de Personalización de la Asistencia del Clínico ha destacado que existen centros de salud que de motu proprio diseñen un blog para ofertárselo a sus pacientes.

“Lo bueno sería”, ha continuado, “que hubiera cierta homogeneidad y unos criterios comunes y de calidad del producto que se ofrece a los pacientes”. Esta es una forma de acercar la promoción, la prevención y la educación para la salud a los pacientes, subraya. En este sentido ha mencionado que los blogs pueden ser una herramienta de acercamiento a los pacientes que funciona “fantásticamente bien”. Por esta razón, lo deseable según Julio Zarco, sería generar esto en escala.