Aunque los protocolos internacionales deberían tener más que avaladas las aplicaciones de salud disponibles en las tiendas virtuales, la realidad dista mucho de ser así. De todas las  aplicaciones para dispositivos móviles que miden la presión arterial y la frecuencia cardiaca, solo una de ellas cumple con estos protocolos internacionales, según informan desde Madrid+D.

QardioArm está validada para su fin, que no es otro que medir la presión arterial y la frecuencia cardiaca de los pacientes con absoluta fiabilidad, según informan desde la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) tras haber realizado una investigación. Esta app, aseguran, cumple los protocolos internacionales, es fiable y ahorra costes al sistema sanitario.

Esta herramienta, que cumple con los estándares de la Sociedad Europea de Hipertensión, ofrece información veraz de forma instantánea en aquellos pacientes con unas características concretas: una edad comprendida entre los 48-56 años, mujeres no gestantes, pacientes sin arritmias cardiacas ni problemas vasculares y un IMC entre 25 y 29.

"QardioArm es un sistema de medición no invasivo concebido para medir de forma automática la presión arterial sistólica y diastólica de un adulto, así como la frecuencia cardíaca", explicó Victoria Mazoteras, autora del estudio.

Mazoteras, investigadora de la facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la UCM, declaró que, si el paciente tenía la presión arterial controlada con las nuevas tecnologías, esto repercutía en él mismo y en las intervenciones que tenía que realizar el personal sanitario. El hecho, además, de que cumpliera con los protocolos internacionales le da una fiabilidad a tener en cuenta a la hora de escoger entre una aplicación de salud u otra.

Ventajas de QardioArm

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo. El usuario se coloca el manguito en la parte superior del brazo y se conecta por Bluetooth con un dispositivo móvil que tenga la aplicación Qardio descargada. Las principales ventajas de esta aplicación que cumple los protocolos internacionales son:

1. Marca la disminución de niveles de presión arterial.

2. Facilita una mejor adherencia al tratamiento.

4. Más conocimiento para los pacientes sobre su estilo y riesgos de vida ideal.

Del uso de esta herramienta no solo se beneficia el paciente, también el personal sanitario porque se evitan tratamientos hipertensivos innecesarios, se disminuyen las visitas al médico y los especialistas pueden controlar y retroalimentar el estado del paciente en remoto, tal y como puntualizan desde la UCM.

"Además, los resultados quedan registrados, lo que permite consultar las tendencias y gráficas, realizar seguimiento, configurar recordatorios y notificaciones, o compartir las mediciones y progresos al instante", añade Mazoteras.