Mano robótica en inteligencia artificial.

La primera mano robótica táctil está dispuesta a revolucionar el sector de la inteligencia artificial. 129 sensores y 24 articulaciones mueven la mano de un modo muy similar al humano, flexión de la palma para mover el meñique incluida. Este desarrollo ha conseguido dedos muy sensibles con sensibilidad extrema que hace que el parecido con las manos humanas sea asombroso.

“Las manos robóticas siempre se usan en el área de las prótesis. Nuestra expectativa es que esta sirva como oportunidad para que investigadores en inteligencia artificial y neurociencia prueben sus técnicas en manos similares a las humanas”. Sinc Radhika Gudipati, directora de desarrollo HBP-Neurorobotics Platform.

Con el objetivo de conectar modelos de cerebro virtual con manos robóticas, se creó Neurorobotics, tal y como informa SINC. Esta plataforma pública y accesible a internet está disponible para que los investigadores prueben sus dispositivos cerebrales. Estos prototipos o robots del futuro se inspiran en el cerebro y la idea es que adopten una forma distinta a la que tienen ahora.

Cerebro virtual

Para Gudipati, la neurociencia es algo muy novedoso y su plataforma intenta integrar su modelo de simulación manual en la plataforma de simulación HBP-Neurorobotics Platform. Esto les permitiría profundizar paradigmas de aprendizaje y modelos de control con su origen en la neurociencia.

A través de la plataforma, los modelos de cerebro virtual se conectan, en este caso, con las manos robóticas. De este modo, se controla el movimiento, se reacciona a estímulos o aprenden en entornos virtuales.

Esta plataforma sirve para que los modelos de cerebro virtual se conecten con los dispositivos robóticos, como son las manos en este caso. Así, los investigadores pueden analizar cómo estos dispositivos controlan el movimiento, reaccionan a estímulos o incluso  “aprenden” en un entorno virtual.