Como punto de partida, médicos israelíes se han puesto al servicio de los ciudadanos rusos para resolver sus problemas de salud. “Esto se debe”, explica Lev Orlovsky, “a que pese a haber muchos médicos en Rusia, cerca de 300.000 rusos eligieron recibir sus tratamientos fuera de sus fronteras en 2013”. El número de turistas sanitarios ha crecido un 30% anualmente en los últimos años. Israel copa el ranking de los destinos elegidos por los rusos para ser tratados, con un 40% de los pacientes. Le siguen Alemania, con un 30%; Suiza con un 10% y otros países como Corea del Sur, China, España, Tailandia y Estados Unidos.

La alta calidad de la medicina israelí hace que sus tratamientos sean tan populares, además de que sus precios son más bajos en relación a otros países como Alemania y Suiza. A esto se añade que el 30% de los médicos israelitas hablan ruso. “En muchos casos, pacientes que llegan a Israel se dan cuenta de que han sido mal diagnosticados o mal tratados en su país de origen”, señala Orlovsky.

Medviser evita a los pacientes el coste que les supone desplazarse a otros países y “les da la oportunidad de consultar a los mejores doctores internacionales”, añade el CEO Lev Orlovsky. “Además pueden confirmar si sus diagnósticos son correctos y su tratamiento el adecuado”, continúa. Esta herramienta hace posible realizar consultas en áreas como la oncología, hepatología, neurología, cardiología, reumatología y endocrinología, entre otras.