Actualmente existe un gran interés en lograr caracterizar la estructura y las propiedades mecánicas de esta molécula. Las imágenes, logradas por primera vez mediante microscopia de fuerzas atómicas, muestran la estructura helicoidal de la molécula y algunas de sus propiedades. Los investigadores han logrado obtener una medida cuantitativa del paso de la hélice, con un valor de 3.1 ± 0.3 nanómetros, que es compatible con una de las estructuras posibles de la molécula conocida como hélice A.

La molécula presenta un surco profundo y estrecho y otro de menor profundidad, pero más ancho, según explica el equipo científico. La microscopía de fuerzas atómicas (AFM) es una técnica de barrido de alta precisión que permite visualizar la superficie de una muestra usando una punta muy afilada. Esta punta puede percibir la topografía de la muestra de manera semejante a como una persona lee braille.

La técnica permite así alcanzar una resolución de pocos nanómetros o incluso, en condiciones muy particulares, resolución atómica. Es la primera vez que se obtiene una imagen tan definida de esta molécula. El trabajo, publicado en Nanoscale, lo firman Pablo Ares y Julio Gómez-Herrero de la UAM, y María Eugenia