Plantillas inteligentes Smart Insole Podoactiva.

Unas plantillas inteligentes utilizan la inteligencia artificial para recopilar datos en tiempo real y evitar lesiones. Se trata de las Smart Insole Podoactiva, un invento de una empresa aragonesa que abre nuevas posibilidades de investigación. Deportistas, personas mayores, pacientes neurológicos o en rehabilitación y trabajadores pueden usar esta tecnología, que se presentó en el Global Sports Innovation Center organizado por Microsoft en Madrid.

Según ha explicado Podoactiva, estas plantillas inteligentes incorporan distintos tipos de sensores. Estos permiten registrar los puntos de presión, la aceleración o la orientación de los pies. También se registra la posición GPS de la persona que está usando las plantillas. Como explica el profesor Roberto Casas, de la Universidad de Zaragoza, se miden más de 500 datos en tiempo real. Estos datos se registran y se envían a un dispositivo móvil a través de tecnología Bluetooth.

“Nosotros ya habíamos desarrollado plantillas personalizadas a través de tecnologías innovadoras y patentadas. Pero la posibilidad de medir datos a tiempo real en el día a día del paciente y la aplicación de la inteligencia artificial nos ha permitido ir un paso más allá”, apuntaba el director general de Podoactiva, Víctor Alfaro.

En ese sentido, el director técnico de la compañía, Javier Alfaro, calificaba las plantillas inteligentes como “auténtica revolución en el campo de la biomecánica”, ya que permiten “conocer qué sucede con el pie del paciente cuando está fuera de la consulta”. Es decir, saber más sobre la pisada del paciente en su ámbito real. Todo ello, gracias a una tecnología weareable, igual que las pulseras de actividad.

Público de las plantillas inteligentes

Las plantillas inteligentes se fabrican a partir de un escáner en 3D que garantiza la personalización. La idea es que en unos meses están disponibles para todo tipo de público. Cualquiera puede utilizarlas. Sin embargo, en un principio están pensadas para 5 grandes grupos de usuarios:

  1. Deportistas. Se pueden adaptar las plantillas inteligentes a cada deporte.
  2. Pacientes neurológicos. Por ejemplo, personas con alzhéimer, párkinson o ELA.
  3. Pacientes en rehabilitación. Las plantillas permiten comparar los registros de distintas fases del proceso.
  4. Personas mayores. Las plantillas inteligentes incorporan un algoritmo que detecta caídas y avisa de manera automática a los servicios de urgencia.
  5. Trabajadores. Se puede, por ejemplo, detectar el riesgo de lesión por sobrecarga durante la jornada laboral.

“Tener toda esta información es extraordinario. Para un deportista como yo, conocer cómo se comporta el pie mientras entrenas, mientras recuperas y mientras estás en casa o por la calle abre un nuevo mundo de posibilidades”, aseguraba el atleta olímpico Jesús Ángel García Bragado, campeón del mundo en 50 km marcha en 1993.