"Los investigadores pueden ahora congelar biomoléculas" y "visualizar procesos que no habían visto nunca antes, algo decisivo para el entendimiento básico de la química de la vida y el desarrollo de medicinas", aseguró la Real Academia Sueca de las Ciencias.

La Academia Sueca ha querido otorgar este premio, días después de conocer el Premio Nobel de Medicina, a estos científicos por el hecho de haber generalizado las aplicaciones de la nueva tecnología microscópica biomolecular y por crear un sistema para procesar las imágenes en 2D y transformarlas en 3D.

Unidos por la criomicroscopía

Jacques Dubochet (Suiza, 1942) estudió Ingeniería y Físicas, aunque se especializó en la biología molecular y la biofísica, campo en el que realizó su doctorado. En 2015, recibió el Premio Lennart Philippson. Formó parte del EMBL (European Molecular Biology Laboratory) y, además, se dedicó a la docencia dando clases en la Universidad de Lausana.

El investigador suizo desarrolló su interés por la Ciencia desde que era pequeño, tal y como recoge la agencia EFE. Desde muy niño, tenía miedo a la oscuridad y buscaba modos de enfrentarse a este miedo. Un día, después de una puesta de sol, se acercó a la biblioteca para intentar comprender qué fenómeno era ese.

Richard Henderson (Escocia, 1945) estudió Físicas en la Universidad de Edimburgo y dio el paso a la biología molecular con su doctorado en 1969. Poco después, formó parte del Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, donde trabaja actualmente como docente. Ente sus reconocimientos se encuentran el Ernst-Ruska (1980), el Rosenstiel (1991), el Louis Jeantet (1993) y el Gregori Aminoff de Cristalografía (1999).

Henderson fue capaz de conseguir en 1990 una imagen en 3D de una proteína con una resolución atómica con un microscopio electrónico, lo que anunciaba el potencial de la nueva tecnología que estaba por llegar. El premiado británico ha sido doctor Honoris Causa por la Universidad de Edimburgo, miembro honorífico de la Sociedad Biofísica Británica y miembro de la Sociedad Americana de Microscopía.

Joachim Fran (Alemania, 1940) se interesó desde siempre por la técnica aplicada a la química y estudió en la Universidad de Friburgo, pese a que su doctorado lo hizo en Múnich. Luego, formó parte del Instituto de Tecnología de California, el Instituto Max Plank de Bioquímica, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Columbia (Nueva York).