La realidad virtual ha encontrado una nueva funcionalidad, la rehabilitación en las alteraciones de consciencia gracias a las nuevas tecnologías de información. Para ello, un equipo de Vithas Nisa ha creado un método de estimulación multisensorial que se usará en la primera unidad de estados alterados de consciencia de España en el Hospital Vithas Nisa Valencia al Mar.

Esta realidad virtual es capaz de estimular las estructuras cerebrales que han sufrido daños a través de inmersiones en experiencias personalizadas según los gustos del paciente, así como sus preferencias. Según este grupo hospitalario, los pacientes con alteraciones de consciencia son un reto asistencial por el elevado nivel de dependencia.

El sistema, creado por el Servicio de NeuroRehabilitación y Neurorehabilitation & Brain Research Group de la UPV (Universidad Politécnica de Valencia), puede reproducir imagen, sonido y vídeo mediante a las que se accede con unas gafas de realidad virtual que sumergen al paciente en un entorno que aumenta las sensaciones de formar parte de él.

 Motivación y personalización

Las preferencias permiten personalizar las experiencias de los pacientes con estados alterados de consciencia para que les resulten motivadoras. Además, dispone de distintos modos de estimulación basados en sensores alrededor del cuerpo del paciente para que sienta estímulos con vibraciones.

Enrique Noé, director de investigación del Servicio de NeuroRehabilitación de Hospitales Vithas Nisa, ha creado una aplicación para gestionar toda la información recopilada por el paciente. Con ella, se puede escoger la clase de estimulación y el contenido, así como configurar las repeticiones y la duración de estas.

"Contamos con una línea de investigación abierta cuyo objetivo es conocer mejor los cambios neurales que ocurren desde el estado de coma a la recuperación de la conciencia, así como las intervenciones terapeúticas”, comentó el director del servicio, Joan Ferri.

La inmersión en un panorama virtual y la posibilidad de interactuar con él hace que el efecto terapéutico en el paciente sea alto, según han dejado claro los desarrolladores. En España, se estima que la cifra de lesiones cerebrales está entre 1 y 4 casos por 100.000 habitantes. Las causas de estas lesiones son los accidentes de tráfico y las lesiones vasculares.