El procedimiento se llevó a cabo en la provincia de Shandong cuando todavía no habían transcurrido 5 minutos desde que el corazón de una mujer llamada Zhan Wenlian dejara de latir y los médicos declararan que estaba muerta. Aaron Drake, especialista de la estadounidense Alcor Life Extension Foundation, puso a Zhan en un sistema de apoyo vital en colaboración con el resto del equipo médico.

El cuerpo de Zhan fue enviado a un laboratorio de un instituto afiliado a Yinfeng en una ambulancia del Hospital Qilu de la Universidad de Shandong. Allí, inyectaron a Zhan un tipo de producto químico que protege las células de daños durante el proceso de congelación. Posteriormente, colocaron el cuerpo en un recipiente de 2.000 litros de nitrógeno líquido a menos de 190 grados bajo cero.

Revivir el cuerpo en el futuro

Con 49 años de edad, la mujer a la que llevaron a cabo la primera criogenización de cuerpo completo padecía cáncer de pulmón y trabajaba en un banco estatal. Zhan tomó la decisión tras obtener el consentimiento de su esposo quien ha asegurado que le gustaría intentar revivir a su esposa en el futuro, aunque imagina que eso no se producirá en “un futuro cercano”.

Yinfeng Biological Group es una empresa privada especializada en la investigación y el desarrollo de las células humanas y las tecnologías de almacenamiento de órganos. La fundación asumirá los gastos del procedimiento y del almacenamiento, asegura Kong Fei, miembro de la fundación, quien detalla que el coste va a ser “muy alto” aunque no especifique cifras concretas.

Se espera que la primera criogenización de cuerpo completo “se almacene durante, al menos, varias décadas y podamos evaluar la condición del cuerpo después de un cierto periodo de tiempo y revivirla, si fuera posible, en el futuro", añadió Fei.

Tras esta primera criogenización de cuerpo completo, la fundación aceptará más solicitudes para el procedimiento, si bien no mantendrá demasiados cuerpos debido a los elevados costes, señala Fei. Asimismo, la compañía planea “construir un banco de órganos, probablemente el más grande de Asia, para un mejor almacenamiento de los órganos donados", concluye el miembro de la fundación.