Después del plazo de 5 meses en el que se llevan a cabo las alegaciones, la IUPAC ha aprobado oficialmente estos nombres y sus respectivas abreviaturas de 2 letras: Nh, Mc, Ts y Og. La tradición indica que hay que escoger términos geográficos o que hagan referencia a científicos; en esta ocasión, los nombres son un pequeño homenaje a Japón, Moscú y Tennessee, y el último, supone un tributo a un investigador ruso (Yuri Oganessian).

Nihonio quiere decir “tierra del sol naciente, y es el primer elemento descubierto y bautizado desde Asia por investigadores del RIKEN Nishina Center for Accelerator-Based Science, liderados por el profesor Kosuke Morita. Morita espera que este descubrimiento sirva para dar una esperanza tras el desastre de Fukushima, según publica la agencia SINC.

Tanto el moscovio como el téneso han sido descubiertos en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de California, el Laboratorio Nacional Oak Ridge, la Universidad Vanderbilt en Tennessee y el Instituto para la Investigación Nuclear en Dubna (Rusia).

Finalmente, el oganesón rinde pleitesía al científico ruso Yuri Oganessian, quien descubrió los elementos superpesados cuyas evidencias se llamaron “islas de estabilidad”. Este concepto describe la posibilidad de elementos con números mágicos estables de neutrones y protones que permite a algunos isotopos de ciertos elementos transuránicos ser más estables que otros.