El ensayo clínico en fase II fue realizado por 50 centros de investigación de todo el mundo. El estudio, en el que ha participado Daniel Podzamczer, jefe clínico de la Unidad de VIH del Hospital Universitario de Bellvitge, es un punto de partida para seguir tratamientos antirretrovirales inyectables cada menos tiempo que la toma de pastillas, lo que mejoraría la calidad de vida del paciente.

Mejora la adherencia al tratamiento

En este ensayo han participado 286 pacientes con una carga viral suprimida en los que se probó la efectividad de combinar un nuevo inhibidor de la integrasa llamado carbotegravir con rilpivirina, un no nucleósido, que se inyectaban por vía intramuscular cada 4 u 8 semanas. La terapia de mantenimiento, por su parte, incluía la administración por vía oral de carbotegravir abacaviry lamivudina.

“Se trata de la primera vez que la TAR se da completamente en inyecciones; además, son solo 2 fármacos, algo que no es nuevo, pero que apoya el cambio de paradigma de 3 a 2 fármacos en algunos pacientes virológicamente suprimidos”, explico el doctor Podzamczer.

Los científicos observaron después de 96 semanas, que el 87% de los pacientes tratados cada 4 semanas y el 94% tratados cada 8 semanas presentaban una supresión de carga viral mejor que la de aquellos que habían seguido un tratamiento por vía oral (84%). Los medicamentos inyectados están en forma de nanopartículas.

El doctor quiso recordar que con el VIH se ha pasado a un punto de cronificación, y se ha pasado de 14 pastillas diarias a unas 2, pero el tratamiento antirretroviral cada día sigue siendo algo estricto. Podzamczer aseguró que el hecho de espaciar la medicación mejoraba la calidad de vida del paciente y mejoraba la adherencia al tratamiento.

Al terminar el ensayo, se quiso saber el grado de satisfacción de los pacientes, y se comprobó que un 90% de los inyectados estaba satisfecho con el tratamiento por vía intramuscular. Mientras, desde el Ibidell se trabaja en un nuevo ensayo fase III que asegure el nivel de eficacia, tolerabilidad y eficacia de este tratamiento antirretroviral inyectado.