Un dispositivo portátil es capaz de detectar la reducción de glóbulos blancos inducida por quimioterapia sin moverse de casa. Este dispositivo, que previene las infecciones mortales, ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y el MIT (Massachusetts Institute of Technology).

Según informa la universidad en una nota de prensa, después de un tratamiento de quimioterapia, la reducción de los glóbulos blancos origina más de 250.000 infecciones al año de distinta gravedad. Si los efectos de la quimioterapia pudieran conocerse en tiempo real, las complicaciones y efectos secundarios podrían reducirse con más facilidad gracias al uso de fármacos y antibióticos profilácticos.

El equipo de desarrollo considera que el dispositivo portátil es capaz de prevenir las infecciones en los pacientes sometidos a quimioterapia sin que sean necesarias las muestras de sangre. El funcionamiento es muy sencillo: se hace un vídeo de las células sanguíneas que, por los capilares de la superficie de la piel, al principio de la uña, y un algoritmo las analiza para determinar si los niveles de glóbulos blancos están debajo de los límites peligrosos.

Carlos Castro-González, jefe del proyecto y doctor de la Universidad Politécnica de Madrid, explicó que la tecnología utilizada estaba basada en un microscopio que emite luz azul y es de campo amplio al penetrar entre 50 y 150 micras por debajo de la piel. Las imágenes se obtienen del lecho ungueal, zona en la que los capilares están muy cerca de la superficie.

“De este modo obtenemos imágenes de lo que conocemos como el lecho ungueal una zona en la que los capilares están ubicados muy cerca de la superficie de la piel. Estos capilares son tan estrechos que los glóbulos blancos deben pasar de uno en uno, haciéndolos más fáciles de ver”, explicó Castro-González.

El jefe de proyecto dijo que la tecnología no ofrecía un recuento concreto de glóbulos blancos, pero sí informaba sobre si los pacientes estaban por encima o por debajo de unos índices peligrosos para la salud, es decir, 500 neutrófilos por microlitro de sangre. Luego, recordó que el objetivo era que el paciente pudiera llevarse a casa el dispositivo.

Inteligencia artificial

Los científicos probaron el dispositivo en 11 pacientes en tratamiento con quimioterapia del Hospital Universitario La Paz de Madrid y el Hospital General de Massachusetts. Esto demostró una precisión del 95% para determinar si los niveles de los glóbulos blancos están por encima o por debajo de los límites.

Para conseguir las medidas, los investigadores grabaron un vídeo corto de cada paciente, de un minuto aproximadamente. Luego, 3 personas analizaban los vídeos sin tener datos sobre el estado inmunológico de los pacientes y apuntaban cada vez que detectaban glóbulos blancos. Desde la presentación del artículo, los investigadores han creado algoritmos para desempeñar esta tarea de un modo manual.

"Basándonos en el conjunto de características que nuestros evaluadores humanos identificaron, ahora estamos desarrollando un algoritmo de inteligencia artificial y de visión artificial, con resultados preliminares que indican la misma precisión que los evaluadores", declaró Aurélien Bourquard, investigador del grupo Tecnologías de Imágenes Biomédicas (BIT) en la Universidad Politécnica de Madrid.