Los matemáticos son Michal Kowalczyk y Claudio Muñoz de la Facultada de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, e Yvan Matel, de la École Plytechnique de Francia. Los expertos explican que, a través del proceso para solucionar la ecuación, han intentado determinar si las perturbaciones del llamado "kink", una solución especial para "phi 4", ecuación clásica de la teoría cuántica de campos, deben converger cuando el tiempo se aproxima a infinito.

Aunque hayan solucionado la ecuación, los expertos pretenden terminarla de nuevo, pero a través de las perturbaciones pares. “Vamos a solucionar la ecuación, pero con un método diferente, lo que añade un ingrediente adicional llamado “resonancia”, que hace que su demostración sea aún más complicada y desafiante que el caso impar que acabamos de resolver", señalan los investigadores.

El problema matemático es una ecuación clásica de la teoría cuántica de campos. Gracias a esta solución, que representa un gran avance en el área de las ecuaciones dispersivas, los investigadores se han convertido en los primeros científicos que trabajan en Chile cuyo trabajo será publicado en una de las revistas más importantes de este campo, el Journal of the American Mathematical Society.

Matel y Kowalczyk se conocían desde 2006 y, en una visita que el segundo hizo a Francia, habló con el matemático sobre una ecuación que no tenía resultado. Kowalczyk supuso que alguien tendría el resultado al problema, pero Matel le confirmó que el anunciado se encontraba sin respuesta desde los años 80. Los 2 matemáticos formaron equipo con Muñoz y aceptaron el desafío que les ha ocupado 2 años de su carrera profesional.