Un hidrogel inyectable desarrollado por la Texas A&M University (Estados Unidos) consigue acelerar de forma significativa la hemostasia en heridas sangrantes. El material está compuesto por nanosilicatos, nanopartículas hechas de minerales, y kappa carragenina, un agente espesante usado en preparación de alimentos.

Según informa Medgadget, el hidrogel inyectable permanece en estado líquido durante la administración debido a la presión mecánica que se ejerce sobre él; una vez liberado, se vuelve sólido e interactúa con la sangre, atrayendo proteínas plasmáticas y plaquetas a su superficie para después activarlas.

De esta forma, el hidrogel inyectable contribuye a que se inicie el proceso de coagulación. Las pruebas en laboratorio han demostrado que dicho proceso se reduce de 6 a 2 minutos aproximadamente.

Para los investigadores, el hidrogel inyectable -cuya producción es de bajo coste- puede superar algunas de las limitaciones que tienen los productos disponibles en este momento para tratar las heridas sangrantes, que requieren de la aplicación de presión y provocan más daño en el paciente.

Asimismo, pretenden incrustar otros elementos biológicos que aceleren el proceso de curación en el hidrogel, que puede almacenarse a temperatura ambiente durante largos periodos de tiempo. Esto, sumado a su facilidad de aplicación, convierte al material en material en aplicable en cualquier circunstancia, incluida una batalla. Los resultados del estudio se han publicado en Acta Biomaterialia.