L'Oréal ha creado el primer sensor que mide la exposición a los rayos UV sin batería. El sensor se adhiere a la uña del dedo pulgar y ofrece información en tiempo real sobre cuándo es necesaria la protección solar. El dispositivo está sincronizado a una aplicación de teléfono móvil para que el usuario acceda de un modo fácil a los datos, tal y como informa la marca de cosméticos en una nota de prensa.

Este sensor que mide la exposición solar, denominado UV Sense, se presentó en la feria electrónica de consumo de Las Vegas celebrada del 9 al 12 de enero. El sensor es capaz de almacenar hasta 3 meses de datos y enseñar al usuario las tendencias de exposición a lo largo de un periodo de tiempo. Su tamaño, 2 milímetros de grosor por 9 mm de diámetro, permite que ocupe una discreta posición en la uña.

La aplicación móvil indica al usuario cuándo debe vigilar la exposición a los rayos UV. Estos datos están incluidos en un perfil que describe la exposición, da consejos e intenta inculcar hábitos de vida saludables relacionados con el sol. Tras el desarrollo de este sensor que mide la exposición solar está Roche-Posay, quien ya creó uno en 2016 para monitorizar la exposición a los rayos UV (My UV Patch).

Para promocionar el desarrollo, la marca regaló sensores a 37 países, y los estudios demostraron que la acogida entre la población fue muy positiva. Un 34% de los consumidores se echó protección solar más veces que sin usar el sensor, y un 37% se concienció con estar en la sombra durante más tiempo.