La aplicación ha sido desarrollada por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y La Fe, y permitiría un ahorro de 500.000 euros al mes, tal y como aseguran sus creadores. El software predice qué paciente tiene más posibilidades de volver al hospital, y facilita hacerle un seguimiento personalizado que evite el reingreso y ahorre costes.

Salvador Tortajada, el investigador del Instituto Itaca de la UPV, comunicó que Retén, nombre del software que predice el reingreso, está orientado a los pacientes crónicos, aunque sirve para todos. También comentó que se ha probado en más de 28.000 pacientes y se están buscando hospitales dispuestos a implantarlo, así como empresas que quieran comercializarlo.

Con esta herramienta, "se identifica a los pacientes que tienen riesgo de volver al hospital y se interviene para ofrecerles una mayor y personalizada atención al alta y hacer un relevo bien coordinado con los servicios de Atención Primaria", comunicó Tortajada.

El investigador mencionó que el coste económico y emocional de los reingresos es muy alto. Además, especificó que los reingresos a los 30 días suponen un gasto imprevisto para la salud, los materiales del hospital y la gestión de recursos humanos. Tortajada, hizo referencia a las secuelas emocionales del paciente que tiene que volver una vez dado de alta.

El software que predice el reingreso de los pacientes de alto riesgo permite reducir los reingresos un 50%, con lo que el ahorro aproximado podría ser de unos 500.000 euros al mes. La aplicación convierte la información en conocimiento y usa algoritmos de aprendizaje, como bien puntualizaron los investigadores. Retén, el software que predice la posibilidad de reingreso, se presentó el pasado 24 de mayo en la VI Jornada de cooperación en investigación e innovación tecnológica UPV-La Fe, celebrada en en el Hospital La Fe.

"Uno de los objetivos es que aprenda con la experiencia; y además desarrollar modelos que se construyan solos a partir de los datos de los pacientes", añadió Tortajada.