Una app desarrollada por la start-up catalana Heyhoods te ayudará en situaciones de peligro, miedo o emergencias de distinta índole. Esta aplicación móvil permite a los usuarios contactar con personas que estén cerca (exactamente a una ratio de 2 km) en el caso de que tengan que ser asistidos por alguna necesidad, según informan desde la agencia EFE.

Juan Carlos Expósito, director ejecutivo de la compañía, ha comunicado que la aplicación de ayuda en situaciones de peligro ya está disponible y, después del verano, se enriquecerá con nuevos servicios, entre ellos, la ayuda a niños o ancianos. Expósito asegura que en 2019 la app tendrá un botón que si se aprieta durante 3 segundos enviará una alarma a una tercera persona.

"Si mi hijo tiene este botón y en algún momento siente miedo o se ha perdido en algún sitio, tiene que saber que apretando el botón unos segundos me puede llegar una alerta al móvil con su posición", contó Expósito.

El director de la empresa ha querido diferenciar 2 tipos de situaciones con las que puede encontrarse el usuario. En la primera, por ejemplo, encontrase mal, es una buena opción para usar esta app, pero si una persona está siendo acosada o recibiendo algún tipo de violencia, debe llamar a la policía como primera opción.

La app de ayuda en situaciones de peligro es gratuita, tiene un mapa de posicionamiento, un chat, notas de voz, puede conectar a varias personas para asistir de inmediato y avisar a los servicios de urgencias si es necesario. A través de ella, el usuario puede llamar al 112 inmediatamente con un solo botón.

Los desarrolladores se centraron en perfeccionar las coordenadas GPS para que la localización fuese lo más precisa posible y, en caso de ser necesario, la policía supiera dónde dirigirse. En muchas ocasiones, tal y como argumentó, dar las coordenadas es más fácil porque no se sabe exactamente la dirección en la que se está.

Heyhoods envía un mensaje al teléfono móvil de los contactos que no se hayan descargado la aplicación, y elimina el aviso de emergencia si la situación de peligro ya se ha disipado. Actualmente se está trabajando para añadir un mapa de aparatos de reanimación cardiaca disponible en distintos puntos de la ciudad para saber dónde está el desfibrilador más cercano.