El fármaco ha sido probado en 2 ensayos pivotales de fase III en los que demostró una reducción significativa en 2 de los síntomas más molestos del SII-D, dolor abdominal y la diarrea, con un alivio sostenido durante más de 6 meses. El Truberzi® se toleró generalmente bien los efectos secundarios más frecuentes fueron náuseas, estreñimiento y dolor abdominal.

El director del Servicio de Aparato Digestivo del Centro Médico Teknon, Fermín Mearin, considera que este anuncio es una buena noticia, “tanto para médicos como para pacientes, ya que abre una nueva oportunidad de tratamiento para aquellos que no responden a otras medidas, cosa que es bastante frecuente. Además, por primera vez, un fármaco actúa a través de varios mecanismos y contra los 2 síntomas”.

“El SII-D puede tener un importante impacto en los pacientes que lo sufren y existe una necesidad real de nuevas opciones de tratamiento que ayuden a estos pacientes a retomar el control de sus vidas”, señala Fernando Álvarez, director general de Allergan Iberia. “La posibilidad de disponer de Truberzi® en toda Europa para tratar los síntomas más molestos del SII-D forma parte de nuestro compromiso por establecer una sólida colaboración con la comunidad de profesionales y pacientes de patologías gastrointestinales”.

Se desconocen las causas exactas del síndrome, y los síntomas a menudo se confunden con otros trastornos gastrointestinales. Por este motivo, esta enfermedad es erróneamente diagnosticado. Se estima que el Síndrome del Intestino Irritable afecta a aproximadamente el 11% de las personas de más de 15 años. Según un estudio paneuropeo, unos 3,5 millones de personas (el 1,4% de la población) de los países de Europa Occidental padecen esta enfermedad.