La mortalidad por varios tipos de cáncer y su relación con los niveles de polución ha centrado un estudio elaborado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Asociación Americana contra el Cáncer. La investigación, recogida por la agencia EFE, afirma que la contaminación atmosférica no solo se vincula con más casos de cáncer de pulmón, sino también con más mortalidad por cáncer de riñón, vejiga y colon.

Este estudio ha detectado que la mortalidad por varios tipos de cáncer está relacionada con los niveles de contaminación tras analizar durante 22 años (de 1982 a 2004) a más de 600.000 personas adultas de Estados Unidos. Los participantes formaban parte del Estudio II de Prevención contra el Cáncer, asegura EFE.

Un total de 29 tipos de cáncer se relacionan con la exposición residencial a 3 contaminantes ambientales: PM2,5, dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono (O3), asegura esta investigación. Trascurridos los 22 años de estudio, los investigadores comprobaron que se habían producido más de 43.000 muertes por cáncer no pulmonar.

Los investigadores relacionan la mortalidad por varios tipos de cáncer con las diferentes exposiciones a contaminantes. Así, señala EFE, las partículas PM2,5 se asocian con la mortalidad por cáncer de riñón y vejiga; mientras que la exposición a NO2 se asocia con la mortalidad por cáncer colorrectal.

Michelle Turner, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, considera que “pese a que numerosos estudios relacionan la contaminación del aire con el cáncer de pulmón, aún hay poca evidencia científica con otros tipos de cáncer.