Cantabria va a implantar un programa de cribado poblacional de hepatitis C para intentar hacer aflorar los casos no diagnosticados e intentar acabar con la enfermedad en 2021. La Alianza para la Eliminación de la Hepatitis C en España (AEHVE), ha valorado la iniciativa como “muy favorable” después de que su coordinador, Javier García-Samaniego, conociera los detalles de la misma tras mantener una reunión con la consejera de Sanidad, Luisa del Real.

Según ha informado la AEHVE, el citado programa de cribado poblacional contempla realizar pruebas de hepatitis C a toda la población de entre 40 y 70 años, empezando por la población de entre 50 y 60 años. En el resto de comunidades autónomas predomina la estrategia basada en indicadores de riesgo, de manera que no se realizan pruebas generalizadas, sino solo cuando se da algún factor de riesgo que la indique.

“Es la combinación del cribado poblacional y el cribado selectivo la que, unida a los nuevos tratamientos antivirales de acción directa, nos permitirá eliminar la hepatitis C”, han destacado tanto García-Samaniego como Javier Crespo, presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva y jefe de Servicio de Digestivo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, también presente en la reunión.

Tal y como han recordado los expertos, “la universalización del tratamiento estuvo en duda durante algún tiempo” frente a aquellos que, como ellos, sostenían que era costo-eficaz y necesario. “El tiempo nos ha dado la razón y ahora estamos en una tesitura similar en lo que se refiere al diagnóstico, y hay que apostar por el modelo más ambicioso, el del cribado poblacional, que es viable y eficiente”, han añadido.

Cantabria apuesta por realizar pruebas en instituciones comunitarias, además de en centros de salud. “Es necesario facilitar la derivación desde instituciones comunitarias como centros de atención de adicciones, centros específicos de atención de infecciones de transmisión sexual, servicios sociales municipales, centros de día, ONG, que sí tienen contacto habitual con las personas de estos focos primarios”, han explicado los especialistas.

De igual modo, la comunidad va a permitir que los antivirales puedan prescribirse en Atención Primaria, “un gran paso adelante” para la AEHVE, que ha solicitado al Ministerio de Sanidad que convoque lo antes posible los comités de seguimiento del PEAHC (Plan para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud). “Urge consensuar una estrategia diagnóstica y de eliminación común en toda España, y nuestra recomendación es que este consenso vaya en la dirección de la estrategia que ha propuesto la Comunidad de Cantabria”, ha concluido García-Samaniego.

La AEHVE está formada por la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Medicina General (SEMERGEN), la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP), la Sociedad Española de Virología (SEV), la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Socidrogalcohol (Sociedad Científica Española para de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías), el Instituto de Salud Global de Barcelona (IS Global), la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT) y la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C de Madrid (PLAFHC Madrid).