El estudio, liderado por el doctor Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del IDIBELL; ha mostrado que un 10% de los tumores de colon y estómago presentan la pérdida de una molécula denominada TP53TG1, responsable de prevenir la activación de la proteína YBX1.

“Sin la vigilancia de TP53TG1 en estos tumores gastrointestinales, YBX1 se encarga de ir al núcleo de la célula y activar centenares de oncogenes que impedirán la muerte de las células malignas que inducen los fármacos antitumorales,” ha explicado Manel Esteller. La resistencia inducida por este mecanismo incluye fármacos usados en el tratamiento común de este tipo de cánceres como el 5-fluorouracilo, el oxiplatino o el irinotecán.

 Los resultados del estudio, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS), confirman la necesidad de continuar investigando si queda algún fármaco que se escape a este mecanismo de quimioresistencia múltiple. Asimismo, se debe analizar si devolver la actividad de la molécula TP53TG1 supondría recobrar la sensibilidad de estos tumores a los fármacos empleados.