El encuentro, que ha acogido especialistas de Italia, Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra, Bélgica, Israel y Brasil, ha constado de 7 mesas redondas, 3 conferencias, 2 jornadas face to face, 12 sesiones de cirugía retransmitidas en directo y el debate filosófico científico La transformación del futuro cirujano: una visión, que se realizará en la Real Academia de Medicina de Sevilla.

 Los asistentes han podido presenciar una gastrectomía total y 2 extirpaciones parciales de estómago; una de forma intragástrica tras una tumoración y otra por hernias de hiato repetidas. Así mismo, han estado presentes durante la reparación de una protusión de la mucosa del recto por vía anal y una amputación abdominoperineal laparoscópica.

Además, durante el curso, los cirujanos del futurohan intentado “dar una nueva aplicación a la técnica del ganglio centinela dado su valor predictor en el diagnóstico del cáncer de colon”, según explican los organizadores en una nota de prensa. Para ello, los expertos han utilizado técnicas de fluorescencia capaces de revelar si el ganglio está afectado por el tumor principal y, a partir de ese punto, “disminuir la agresividad de la cirugía digestiva posterior”.

Por otro lado, durante la retransmisión de la extirpación de intestino grueso, el método de fluorescencia se ha complementado con una herramienta de visión en 3D, de forma que ambas técnicas han permitido valorar el flujo sanguíneo de los cabos del intestino que deben unirse. En este sentido, la Unidad de Innovación de Cirugía Mínimamente Invasiva se encuentra trabajando para la estandarización de la técnica.

Los participantes también han asistido en directo a una de las primeras miotomías endoscópicas para el tratamiento de la achalasia que se practican es España y a una reparación de una hernia abdominal con malla y fijación absorbible. Gracias a estas y otras demostraciones en streaming, los espectadores han entendio, por ejemplo, “la tendencia a una actitud conservadora y minimamente invasiva o por qué la robótica ha encontrado su campo de desarrollo en la pared abdominal”.