Cirugía laparoscópica de imagen

El futuro de la cirugía endoscópica para por la cirugía guiada por la imagen y la inteligencia artificial. Así lo ha asegurado a MedsBla Salvador Morales, jefe de Cirugía de Quirónsalud Sagrado Corazón y de la Unidad de Innovación en Cirugía Mínimamente Invasiva (CMI) del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Además, el cirujano preside el 27.º International Congress of the European Association for Endoscopic Surgery (EAES), que se celebra en la capital andaluza hasta el sábado.

“La inteligencia artificial está en fase de desarrollo, pero será muy importante”, ha asegurado el cirujano.

De acuerdo con Morales, la aplicación de algoritmos a grandes bases de datos permitirá desarrollar asistentes quirúrgicos que faciliten las intervenciones. “La decisión final será del cirujano. Pero el análisis de miles de casos te dirá que puede que sea una estructura que no debas tocar y te ayudará en el procedimiento”, ha añadido el especialista, según el cual en la actualidad se está invirtiendo mucho desde el punto de vista y comercial en robótica y en cirugía guiada por imagen.

“El futuro pasa por la inteligencia artificial y la cirugía guiada por imagen”, ha afirmado.

Tal y como ha explicado, la cirugía guiada por imagen permite “identificar mejor la anatomía para hacer una cirugía más personalizada para el paciente en virtud de su patología y su anatomía”. En la actualidad, se usa el trazador verde indocianina. “Se inyecta en sangre y se elimina por bilis, con lo cual se puede identificar perfectamente la vía biliar. Y al inyectarse, va por el torrente sanguíneo y puedes ver si un órgano sobre el que has trabajado está bien vascularizado”. De esta forma, se puede evitar una fuga en una anastomosis.

Novedades en cirugía guiada por imagen

A este tipo de trazadores se están uniendo otros útiles en cirugía endoscópica. “Ya se está trabajando en sustancias que se eliminan por el uréter. Con un cambio de luz, podrás ver el uréter”, ha comentado Morales, que ha mencionado también los trazadores con actividad tumoral con los que está trabajando fundamentalmente un grupo holandés. “Ahora mismo cuando haces una limpieza de ganglios, quitas todos. Es como está estandarizada la técnica -ha aclarado-. En un futuro, a lo mejor haremos una cirugía mucho más funcional. Iremos solamente a quitar los ganglios afectados por el tumor gracias a estos trazadores”.

Estas novedades son algunas de las que se abordarán en el congreso, donde también se presentarán avances en cirugía robótica. “En este congreso se da mucha importancia a la innovación quirúrgica y se muestra todo lo que está llegando”, ha recalcado el presidente del evento, donde se presentará el nuevo consenso sobre cirugía de obesidad. “Un cirujano que quiera hacer una cirugía bariátrica, no tiene que leerse 1500 artículos. Allí tiene establecido las recomendaciones que se dan a nivel internacional”, ha explicado Morales sobre un documento elaborado por sociedades científicas europeas de cirugía laparoscópica, de cirugía de la obesidad y de nutrición.

Cirugía de pared abdominal

El programa del evento ha incluido asimismo un curso precongreso sobre nuevas tendencias en la cirugía de la pared abdominal mínimamente invasiva. Según el especialista, el abordaje laparoscópico del colon o la vesícula está aceptado desde hace tiempo. Sin embargo, en el caso de la hernia, ha habido más resistencia. “La pared abdominal ha sido la última en incorporarse a la laparoscopia -ha señalado-. El problema es que al pasar a laparoscopia la pared abdominal, cambias la visión a otro campo diferente y tenías que aprender una anatomía nueva”.

El 27.º International EAES Congress se celebra en Sevilla del 12 al 15 de junio bajo el lema “Un camino hacia el futuro”. Su objetivo es mostrar los nuevos avances en cirugía endoscópica. En paralelo, se celebra el 15.º Congreso de la Sección de Cirugía Mínimamente Invasiva e Innovación de la Asociación Española de Cirujanos (AEC). También tiene lugar el 16.º Congreso de la Sociedad Andaluza de Cirujanos (ASAC).

Además, a diferencia de lo que ocurría en otras patologías, “no disminuía claramente el dolor, por lo que la gente no tenía muy claro qué aportaba al paciente” la cirugía endoscópica en este caso. “Antiguamente se metía una malla dentro del abdomen y se fijaba con una especie de chinchetas, básicamente, que se anclaban a la pared abdominal y dolía”. Ahora, se ha conseguido eliminar la fijación gracias a nuevas técnicas de reconstrucción de pared abdominal. Por ejemplo LIRA, en la que el grupo de Morales es referencia.

También es “uno de los grupos con mayor experiencia a nivel mundial” en separación de componentes. Una técnica que se usa en el tratamiento laparoscópico de hernias grandes. “Consiste en encontrar un plano anatómico para separar los músculos laterales del abdomen de forma que se relaje la tensión y que, cuando quieras cerrar el orificio de la hernia, los músculos avancen, ya que has separado los diferentes componentes de los músculos”, ha explicado Morales.