Gracias a la reforma del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital de Cuenca se podrán incrementar en más de 700 las colonoscopias y gastroscopias que se realizan y reducir al mínimo la lista de espera para someterse a estas pruebas. Tal y como explica la Junta, durante la reforma se han derribado tabiques, se ha modificado la distribución de los espacios, se ha renovado el suelo y se ha adquirido una nueva camilla regulable en altura, y sillones y aparataje médico para su uso en la sala de despertar, como tensiómetros o pulsioxímetros.

Durante el proceso de reforma no se ha interrumpido el funcionamiento habitual  del servicio ya que se ha contado con la colaboración de todos los profesionales que trabajan en el Servicio de Digestivo del Hospital Virgen de la Luz, que han seguido atendiendo a los pacientes en horario de mañana y de tarde de manera voluntaria. Gracias a estas obras, el Servicio de Digestivo del Hospital de Cuenca pasará de 3 a 4 salas para la realización de las endoscopias digestivas en esta unidad. Asimismo, se ha habilitado una sala para el despertar tras las pruebas con anestesia que es más grande, cómoda y funcional, con capacidad para 4 pacientes.

Según el Gobierno de Castilla-La Mancha la mejora del servicio de aparato digestivo permitirá incrementar la actividad del mismo con la realización de unas 700 pruebas más al año, llegando a cerca de 8.000 anuales, con lo que se reducirá al mínimo, la lista de espera para someterse a una colonoscopia o una gastroscopia digestiva en el Hospital Virgen de la Luz y se seguirá avanzando en el desarrollo del programa de prevención de cáncer de colon en el área sanitaria de Cuenca.