La unidad, que implicará a profesionales de Endocrinología, Cirugía del Aparato Digestivo, Neumología, Anestesiología y Psquiatría, y contará, además, con la colaboración de la consulta de nutrición del Hospital Provincial de Castellón, se centrará en pacientes con un peso máximo de 150 kg y un índice de masa corporal de 50, aunque progresivamente irán incrementándose los márgenes.

Para implantar este tipo de cirugía, “la Plana ha trazado un plan de trabajo en el que se han desarrollado diversas reuniones con todo el personal implicado y una serie de estancias formativas en unidades bariátricas de otros hospitales”, explican los impulsores. El resultado “ha sido la redacción de un protocolo consensuado, precedido por la adquisición tanto de material específico y apliques de quirófano como de mobiliario de hospitalización”.

El objetivo del nuevo servicio será “cubrir las necesidades de un importante número de pacientes del Departamento de Salud de la Plana e incrementar el número de intervenciones mensuales a medida que se cumplan los requisitos necesarios del preoperatorio”, aseguran sobre el tratamiento de “una patología crónica de gran prevalencia en la sociedad actual”.