Durante una visita al Hospital Infanta Cristina de Badajoz, el consejero ha señalado que las unidades extremeñas se han convertido en un “punto de referencia nacional”, ya que se han realizado una decena más de intervenciones que las que ostenta la media nacional, situada en 24,9 cirugías.

Vergeles ha añadido que, hasta la fecha, se han realizado en la comunidad 205 trasplantes de hígado. Respecto a los datos sobre actividad asistencial, ha valorado el incremento de intervenciones programadas en un 10,3%. Durante la visita, Vergeles también ha comentado que, el pasado año, se produjeron un 3,3% más de nuevos ingresos y una disminución de las estancias hospitalarias del 2,9%, lo que para el consejero es, “sin duda, un indicador de calidad”.

Por su parte, Gerardo Blanco, jefe de servicio de Cirugía Hepatobiliar, ha manifestado que, “el hecho de que se supere o se iguale esa media hace que los enfermos no tengan que salir fuera de la región para tratarse” y, además, “que se reduzca la mortalidad en tiempo de espera (90 días) para dicha intervención”. Antes, “era muy dramático que el paciente extremeño esperase un año para poder ser intervenido”, recuerda Blanco.