Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos, en los Desayunos Informativos de MedsBla.

“Nuestro sistema sanitario es nuestro. Y nunca será el sueco”. Así de claro lo ha dejado Julio Mayol en los Desayunos Informativos de MedsBla. El director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid cree que cada sistema sanitario es fruto del contexto en el que nace. “La gente intenta cambiar al modelo sueco, pero es imposible. Tendríamos que cambiar el país al modelo sueco”, ha insistido el cirujano, en línea con Don Berwick. “Decía que todo sistema sanitario está perfectamente diseñado para obtener los resultados que obtiene”.

“El problema de la asistencia sanitaria es tan complejo que todos podemos aprender de todos”, ha apuntado.

“Pero básicamente todos son más o menos iguales”, ha añadido el director médico sobre los sistemas sanitarios a nivel mundial. “Lo mejor que podemos aprender es que uno es como es. Hay que entender cuáles son los problemas de nuestro sistema sanitario, las necesidades no cubiertas y diseñar planes. No estar continuamente en esto de la envidia de que es que en otros sitios van mejor. Si fueran mejor, se morirían menos que nosotros o se morirían más tarde. Y eso, unos sí y otros no, dependiendo de muchas cosas”, ha subrayado el facultativo, con mucha experiencia en el exterior.

El cribado, ¿funciona?

Dentro del sistema sanitario, uno de los elementos que se pone en cuestión es el cribado de cáncer colorrectal. Un cáncer cuya frecuencia ha aumentado “mucho” como consecuencia de diversos factores. Estos pueden estar relacionados con la dieta o el microbioma, por ejemplo. “Hay estudios que han demostrado que el cribado, en algunos grupos, mejora la supervivencia y disminuye la frecuencia del cáncer”.

“Yo mismo soy un ejemplo. Justo en el momento en el que tenía que empezar el cribado, tuve una manifestación. Me hice una colonoscopia y me consiguieron quitar un pólipo malignizado”, ha contado.

“Tenía un cáncer, pero todavía en fase muy precoz, y me consiguieron curar -ha añadido-. Si no lo hubieran hecho, o no me hubiera dado cuenta, eso hubiera terminado evolucionando hacia una lesión más grave”. En casos como el suyo, el cribado funciona. Pero no siempre se puede trasladar a la vida real lo que constatan los estudios. “La realidad es que los seres humanos tomamos decisiones muy complejas por muchos factores. Hay gente a la que no le gusta hacerse la colonoscopia, le da miedo, no quiere tomarse la preparación, es incómodo…”.

“Lo que funciona en el estudio, aplicado a la realidad, no siempre funciona de la misma manera. Ahí está la discordancia entre lo ideal y lo bueno. Siempre hay un riesgo que es difícil manejar”, ha afirmado Mayol, quien considera que lo mejor es usar la tecnología para entender la complejidad y reducir la incertidumbre en la toma de decisiones. “Porque la incertidumbre siempre va a existir”.

Avances

Hablando de tecnología, el director médico ha comentado los cambios que ha sufrido su especialidad en los últimos tiempos. “Lo más importante ha sido el avance de la anestesia”, ha dicho Mayol, que considera que el gran cambio se produjo a finales de los años 80, principios de los 90. Fue cuando apareció la cirugía laparoscópica mínimamente invasiva. “Esa es la gran transformación, porque afecta no solo a los profesionales, sino también a los pacientes”.

“Después de un cierto tiempo, entienden que ya no quieren estar ingresados días para hacerse algo, hasta que les quiten los puntos. Pueden ingresar e irse en el mismo día. Eso es un cambio muy importante. Hasta entonces, los pacientes lo que querían era estar el mayor tiempo posible en el hospital. Y eso induce también cambios en la manera de pensar de los cirujanos. Nos atrevemos a mandar a los pacientes a casa”, ha relatado.

El desarrollo de la imagen médica también ha tenido mucho que ver con el avance de la cirugía. Y por último, las fuentes de energía. “El problema fundamental de la cirugía es el sangrado. Ahora tenemos todo un surtido de dispositivos que permiten, de una manera segura y mínimamente invasiva, aplicar energía para eliminar lesiones o para coagular causando menos daño, porque necesitamos menos incisión de acceso”, ha dicho Mayol, que ha recordado que la cirugía sigue siendo invasiva. “Mínimamente, pero sigue siéndolo”.