“Nuestro objetivo ha sido abrir una nueva vía de comunicación entre el equipo médico y el paciente”, resume el jefe del servicio de Medicina Digestiva del centro, Joaquín Hinojosa, “se trata de una auténtica consulta 2.0 donde hacer un seguimiento telemático de los síntomas y resolver dudas de manera más rápida”, explica el especialista.

“Nuestros pacientes son mayoritariamente jóvenes que se informan y nos consultan constantemente”, recuerda Hinojosa, “son muy activos y demandan mucha información, por lo que creemos que la aplicación será una herramienta de gran utilidad para ellos”, aventura el jefe de Digestivo en una nota de prensa.

A pesar de su utilidad para un público específico, la herramienta también puede beneficiar a las cerca de 220.000 personas afectadas por la enfermedad de Crohn en España; una cifra que corresponde a cálculos aproximados del centro hospitalario, ya que “no hay estudios epidemiológicos prospectivos realizados en España”, según denuncian.

Alarma frente a brotes espontáneos

“La aplicación está diseñada en función de los distintos perfiles de pacientes y su tratamiento, y cuenta con índices en función de la gravedad”, especifica Lorena Oltra, enfermera de la unidad de Digestivo y coordinadora en Nuevas tecnologías. Al descargar la App, el paciente recibe un código y una contraseña únicos e intransferibles.

Este perfil privado recibe roda la información personalizada del paciente, así como su historia clínica. Desde ese momento, el usuario deberá introducir en el dispositivo una serie de parámetros sencillos, tales como peso, tensión o valores analíticos y responder después una serie de cuestionarios breves.

De esta forma, la App podrá controlar la evolución de la enfermedad y detectar y cualquier brote espontáneo. Si el sistema advierte una anomalía en el curso de la patología, “salta una alarma y la App indica al paciente qué hacer”, explican. La herramienta cuenta, además, con un sistema de mensajería similar a Whatsapp para la resolución de problemas.

“Las dudas más habituales que suelen tener estos pacientes están relacionadas con la interacción de su medicación habitual con otros fármacos o los síntomas que presentan y qué hacer en cada caso”, ejemplifica Hinojosa, “ahora podemos responderles de manera directa y sencilla”, celebra el especialista.