La Jornada de nutrición enteral en patología gastrointestinal ha contado con la participación de expertos nacionales en el campo de la nutrición enteral, que han revisado los factores que influyen en la tolerancia de este tipo de soporte nutricional, así como las recomendaciones de las guías internacionales sobre este asunto y las mejoras que se podrían conseguir si se aplicaran algunas de las pautas.

Además, los ponentes han diferenciado las circunstancias en las que se puede aplicar esta técnica en función de las diversas condiciones que puedan tener los adultos, como los pacientes quirúrgicos, con enfermedad inflamatoria intestinal, con patología pancreática o con enfermedades sistémicas. El curso, avalado por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE), ha congregado a unos 60 médicos relacionados con este área.  

Los avances de la técnica han abierto el ámbito de aplicación

Así, han acudido profesionales de distintos ámbitos como Endocrinología y Nutrición, Aparato Digestivo, Cirugía General, Medicina Interna, Geriatría, Hospitalización a domicilio, Farmacia, Dietética y Nutrición, entre otros. La jornada ha sido coordinada por Estrella Petrina y Ana Zugasti, doctoras de la sección de Nutrición y Dietética del CHN.

Según indican los especialistas en un comunicado del CHN, la valoración y el soporte nutricional es clave en la evolución del paciente hospitalizado. La nutrición enteral puede ser nasogástrica nasoyeyunal y de gastrostomía o yeyunostomía. En general, la nutrición enteral es la vía preferida para cubrir las necesidades nutricionales del paciente, cuando la ingesta oral de alimentos está contraindicada o es insuficiente y existe un tracto gastrointestinal funcionante.

En los últimos 20 años, ha aumentado la indicación de nutrición enteral. Esta presenta una alternativa para muchos pacientes que no pueden absorber nutrientes procedentes de alimentos de consumo ordinario a causa de su situación. Las fórmulas, métodos y vías de administración que se han desarrollado en los últimos años han provocado que la nutrición enteral sea una técnica sencilla y útil para tratar a pacientes con diversas patologías.