La edad pediátrica es un momento muy proclive a desarrollar parásitos intestinales y un motivo de consulta bastante habitual. La Unidad Mixta de Investigación en Endocrinología, Nutrición y Dietética Clínica del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) ya anunció en enero que participaba en una investigación de la ISCIII (Instituto de Salud Carlos III) para analizar los parásitos más habituales en los niños.

Para llevar a cabo este estudio, se han recogido muestras de heces en colegios de educación primaria para su posterior análisis, tal y como ha informado el Hospital de la Fe de Valencia en una nota de prensa. Estos análisis facilitan establecer las características de los parásitos intestinales para hacer después un análisis epidemiológico. Blastocystis spp, Cryptosporidum spp, Giardia duodenalis son los responsables de la mayoría de las diarreas infantiles a nivel mundial.

Repercusiones en la nutrición

Una de las investigadoras de la Unidad Mixta de Investigación en Endocrinología, Nutrición y Dietética Clínica de mencionado hospital, María Trelis Villanueva, dijo que los parásitos intestinales se relacionan con los trastornos digestivos y de absorción de nutrientes, lo que implicaba intolerancias alimentarias y mala absorción.

Esta unidad mixta de investigación ha analizado los parásitos intestinales relacionados con la nutrición humana y las repercusiones que tienen en el estado nutricional y en la salud general de los pacientes. El estudio se hizo con un cuestionario que valoraba los aspectos antropométricos, las intolerancias, las alergias y los trastornos gastrointestinales para su análisis y valoración.

“La parasitología nutricional como una interrelación entre parásitos y nutrición, es decir, cómo las parasitosis intestinales pueden alterar el estatus nutricional y cómo un incorrecto estatus nutricional puede favorecer las parasitosis", declaró Trelis Villanueva.

Este proyecto, que persigue profundizar en los parásitos que causan enfermedades gastrointestinales, está capitaneado por David Carmena, del Laboratorio de Referencia e Investigación en Parasitología (Centro Nacional de Microbiología, ISCIII). También se tendrá en cuenta la frecuencia genotípica de las especies investigadas, la diversidad, la distribución geográfica, los reservorios ambientales y animales en la infección humana.