“El PET asociado con radioterapia es un arma fundamental”, señalaba la especialista durante su intervención en el coloquio sobre novedades diagnósticas y terapéuticas, que moderó Juan Ignacio González Montalvo, geriatra del Hospital Universitario La Paz y presidente de la sociedad hasta el pasado jueves, cuando se renovó la junta directiva.

De acuerdo con la experta, el PET asociado con radioterapia ha mejorado la precisión de los tratamientos de este tipo de terapia, que ha experimentado una “gran evolución” en la última década. “Hoy día podemos dar tiempo de vida porque estamos tratando metástasis en pacientes que de otra manera durarían muy poco”, afirmaba Mañas, para la que la radioterapia:

  1. Es un tratamiento muy poco tóxico.
  2. Es poco costoso.
  3. Suele ser accesible.
  4. Mejora la calidad de vida y de muerte.

“La radioterapia no entiende de sexo ni de edad”, añadía la especialista en Oncología Radioterápica, que recordó que esta “se puede dar con intención radical o paliativa” con independencia de los años que tenga el paciente. Las complicaciones, aseguró, no pasan de grado 1-2.

Nuevos fármacos

En la mesa coloquio participó también la oncóloga médica Mercedes Rodríguez Garrote, del Hospital Universitario Ramón y Cajal, quien recordó que “los pacientes ancianos no están representados en la mayoría de los estudios”. Esto, sin embargo, no debería ser una limitación para administrar un determinado fármaco a pesar de su elevado coste.

“Los nuevos fármacos tienen mucha investigación detrás, por lo que se comprende que sean caros, no sé si hasta ese punto, y es verdad que parece que con los pacientes jóvenes puedes volcarte más, pero yo no voy a descartar a un paciente por su edad”, apuntaba la especialista, quien reconocía que hay quien sí coloca la edad en su escala de valoración a la hora de prescribir un tratamiento.

“La edad biológica no es la edad numérica. No deberían basarse en ella las decisiones”, insistía Rodríguez Garrote, según la cual “a día de hoy seguimos pasando informes con fármacos que aprobó hace 3 años la Agencia Europea del Medicamento” y “las farmacias hospitalarias recuerdan cada vez lo que gastamos”.

En ese sentido, González Montalvo denunciaba que “los geriatras están perdiendo la libertad de prescripción en suplementos nutricionales” y planteaba el uso de la variable coste-beneficio para hablar en realidad de gasto-beneficio. “A lo mejor no es que no nos gusten los Mercedes, es que no nos los podemos permitir. Y si es así, yo quiero saberlo”.

Prevecolon

En la mesa estaba presente también José Carlos Marín, especialista en Aparato Digestivo del Hospital Universitario 12 de Octubre, que habló sobre Prevecolon. El programa de prevención del cáncer de colon de la Comunidad de Madrid se ha puesto en marcha este año después de que el Ministerio de Sanidad estableciera el cribado colorrectal entre los 50 y los 69 en 2006; 3 años antes, el Consejo de Europa recomendaba establecer dicho cribado entre los 50 y los 74. “La edad es un punto de discusión”, reconocía el experto, que espera que los resultados de Prevecolon sean positivos.