El Consejo General de Enfermería, la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomaterapia (SEDE) y de la Asociación de Ostomizados de Madrid (AOMA) han firmado, junto a más de 150 enfermeros, el primer documento de consenso sobre la estomaterapia en España. Entre otras cosas, el documento titulado Situación de la enfermería experta en estomaterapia y propuestas de mejora del colectivo de los profesionales estomaterapeutas, reclama el reconocimiento de la consulta de ostomía dentro de la cartera de servicios del hospital.

“Se trata de una investigación de carácter científico de enorme relevancia, ya que es la primera vez que toda la comunidad de expertos en estomaterapia de España analiza la situación actual”, defiende en una nota de prensa la estomaterapeuta del Hospital Comarcal de Sierrallana (Cantabria), Encarna Olavarría. Según la portavoz, en el texto solo se han incluido aquellos puntos en los que había, al menos, un 75% de acuerdo.

Tal como expone esta misma fuente, el 86% de los especialistas en estomaterapia considera necesario incluir el marcaje del estoma para que la consulta sea completa y adecuada, mientras más del 90% cree que la prescripción enfermera de dispositivos de ostomía facilitaría la atención al paciente. Esta misma cifra aboga por implantar la receta electrónica para este tipo de productos.

El consenso pone de manifiesto la necesidad de definir las competencias de la enfermera estomaterapeuta por niveles, con revisiones anuales y evaluaciones periódicas, que puedan servir para la acreditación y la promoción profesional. Además, 2 de cada 3 trabajadores de estomaterapia reclaman la necesidad de abrir nuevas consultas y hasta un 91% denuncia falta de sensibilidad administrativa de cara a las necesidades de pacientes y terapeutas. El acceso desigual a los recursos entre centros y entre territorios, también ha sido objeto de debate.