Infecciones de heridas quirúrgicas

Las infecciones de heridas quirúrgicas son un problema común en verano. Por ello, el Hospital Universitario de Torrevieja y el de Vinalopó ofrece una serie de recomendaciones para evitar complicaciones posquirúrgicas. Con ciertas medidas de prevención e higiene de manos, se garantiza que los pacientes continúen con su recuperación y eviten infecciones y complicaciones mayores.

Recomendaciones para evitar infecciones de heridas quirúrgicas

  1. Los profesionales sanitarios hacen hincapié en la importancia de mantener una herida quirúrgica seca y limpia.
  2. Evitar siempre que sea posible la exposición de la herida al sol. Una buena cicatrización y un color sano de la misma depende de la exposición que sufra con el sol.
  3. No se debe frotar con toallas o arena de la playa, puesto que esto puede favorecer la entrada de patógenos.
  4. La protección solar debe ser con factor 50 para evitar el oscurecimiento de la piel y debe reponerse después del contacto con el agua.

Cuidados generales después de una operación

“Debemos prestar especial atención a los grupos de riesgo, es decir, niños, bebés, personas mayores y enfermos crónicos. Es aconsejable que siempre estén acompañados y recibir una correcta protección solar, hidratación y cuidados”, recomiendan desde los hospitales valencianos.

Independientemente del cuidado de la herida, en los días siguientes a un proceso anestésico es recomendable reducir la actividad física. Además, los profesionales recuerdan que es importante mantener la medicación y antisépticos en lugares frescos y evitar cambios bruscos de temperatura. Todas estas recomendaciones, deben sumarse a las recomendaciones generales que hay que tener en cuenta en los meses de verano.