La compañía farmacéutica Teva ha añadido 3 nuevos fármacos genéricos a su vademécum; todos ellos dentro de la línea gastrointestinal. Se trata, según recoge una nota de prensa, de rabeprazol, esomeprazol y pantoprazol en formatos gastrorresistentes de 10 y 20 miligramos.

Los comprimidos de rabeprazol están indicados para el tratamiento de úlceras duodenales activas, úlceras gástricas activas benignas, reflujo gastroesofágico y el síndrome de Zollinger-Ellison. Para pacientes con enfermedad de reflujo gastroesofágico, la compañía recomienda esomeprazol; un fármaco genérico indicado también para prevención del resangrado por úlcera péptica inducida por vía intravenosa en pacientes adultos.

Esomeprazol también será apto para pacientes que requieran una terapia continuada con antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Por otro lado, la farmacéutica ha recomendado pantoprazol para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico sintomático y la prevención o tratamiento a largo plazo de las recaídas de la esofagitis por reflujo. En pacientes adultos se suma la prevención de úlceras gastroduodenales inducidas en terapia continuada con AINES.

Además, en combinación con regímenes terapéuticos antibacterianos, estos nuevos fármacos genéricos servirán para erradicar Helicobácter pylori en pacientes con úlcera péptica. “Todos los blíster están diseñados en formato calendario para facilitar el recordatorio de las tomas y los envases  incluyen un cuadro de posología con explicaciones al paciente”, añaden los creadores de los fármacos genéricos.