En concreto, los investigadores presentan el caso de un varón de 82 años con discapacidad severa y en estado institucionalizado. Tenía antecedentes de tuberculosis (hace 60 años), diabetes mellitus, anemia perniciosa, hipertensión arterial, dislipidemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y adenocarcinoma prostático con tratamiento hormonal y quirúrgico.

Había consultado por disnea 3 meses antes de ingresar; se objetivó un nódulo cavitado en el lóbulo pulmonar superior derecho. Desde entonces, presentaba un cuadro de síndrome constitucional acompañante con astenia, adinamia, náuseas y pérdida ponderal de 10 kilos, que justifica el ingreso por el empeoramiento general.

En espera de la cirugía para la lobectomía, inició un cuadro brusco de dolor abdominal. En un TAC se observó abundante neumoperitoneo a expensas de una perforación de un asa de yeyuno, la cual presentaba, en una zona adyacente a la perforación, un evidente engrosamiento parietal. Se intervino de forma urgente y se realizó una resección y anastomosis yeyunal. No obstante, el paciente falleció pocos días después por agravamiento de sus problemas respiratorios.

El estudio anatomopatológico constató la perforación transmural del asa intestinal, que coincidía con la zona de mayor engrosamiento de la pared. Microscópicamente, en el área engrosada se ve una tumoración de límites mal definidos y extremos infiltrantes que invade de manera transmural la pared intestinal. Expresaba CD68, CD45RO, CD163, lisozima y vimentina, junto con un reordenamiento clonal linfoideB con escasa amplificación.

De acuerdo con los autores, el SH es un raro tumor maligno que puede aparecer en un amplio rango de edad, con una ligera predilección por el sexo masculino. Suele mostrarse como una más, y no son raros los síntomas sistémicos acompañantes. El desarrollo de las técnicas de inmunohistoquímica y genética molecular han ayudado a determinar mejor el linaje de estos tumores, que antes se confundían a menudo con linfomas no Hodgkin.