Lo que comenzó como un díptico informativo para colorear se ha transformado en El día de mi operación, un cuento quirúrgico que pretende explicar a los niños, de forma sencilla y divertida, los distintos procesos a los que deberán someterse en el Hospital General de Valencia. La idea, que ha partido del equipo de Anestesiología pediátrica, es reducir el miedo o ansiedad que los pequeños puedan sentir ante estos procesos desconocidos.

“Diferentes trabajos han demostrado que cuanto mayor conocimiento se tiene de los procedimientos que se van a realizar, menor es la ansiedad y el miedo que provocan e, incluso, se necesitan menores dosis de fármacos ansiolíticos”, explica a la agencia EFE la principal promotora del cuento quirúrgico y coordinadora del equipo, Mayte Ballester.

No es conveniente mentir a los niños, ni ocultarles información porque, incluso los más pequeños, tienen la capacidad de entender lo que se les cuenta”, asegura la experta en el uso de documentos informativos dirigidos a la población pediátrica. “Contarles, paso a paso, qué se les va a hacer o en qué va a consistir alguna prueba diagnóstica o terapéutica con anestesia, les ayuda a disminuir su miedo, sobre todo a que les hagan daño y a la separación de los padres”. En este caso, el cuento quirúrgico se entrega durante la consulta preanestésica para que el menor pueda leerlo y colorearlo en casa.