Otra de las ventajas que ofrece el nuevo protocolo es que ayuda a acelerar la ingesta de líquidos y el alta hospitalaria, convirtiendo un procedimiento complejo como la cirugía bariátrica en un proceso muy controlado y seguro. El protocolo es fruto del consenso y las aportaciones de casi 200 profesionales de 30 hospitales públicos y privados de Madrid, Ávila, Guadalajara, Toledo y Cuenca.

Con este protocolo, Madrid se convierte en la primera comunidad en lograr un consenso sobre la cirugía de la obesidad, asegura Infosalus. La guía se ha presentado durante la Jornada Bariátrica de Madrid, un encuentro técnico organizado por la Unidad de Obesidad del Hospital Universitario de Getafe.

Esta ha sido la primera edición y ha estado coordinada por los especialistas en Cirugía y Anestesiología, respectivamente, Juan Carlos Ruiz de Adana y María Luz Pindado Martínez, ambos de la Unidad de Obesidad del Hospital de Getafe. La jornada ha supuesto un punto de encuentro para promover la comunicación entre centros, conocer los últimos avances tecnológicos y fomentar el trabajo multidisciplinar para mejorar la atención que se presta a estos pacientes.