2 enfoques para el injerto de grasa tienen efectos similares a la hora de revertir los signos a nivel celular del envejecimiento de la piel, según revela un estudio publicado en la revista médica oficial de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS). Las técnicas comparadas por los expertos han sido la inyección de células de grasa y la aplicación de células madre derivadas de grasa.

“Dado que los resultados del rejuvenecimiento facial son los mismos, el enfoque más simple es el que que usa un injerto de células grasas, ya que la técnica de grasa de células madre consume más tiempo y resulta más compleja”, explica el doctor Gino Rigotti de la Clínica San Francesco en Italia. El estudio experimental comparó los 2 enfoques del injerto de grasa para la regeneración de la piel facial.

En estos procedimientos, una pequeña cantidad de la propia grasa del paciente se obtiene mediante liposucción de otra parte del cuerpo, como el abdomen. Después del procesamiento, se realiza un injerto de grasa al área tratada, como la cara. El estudio incluyó a 6 pacientes de mediana edad que eran candidatos para una cirugía de estiramiento facial. Todos se sometieron a un injerto de grasa en un área pequeña en frente de la oreja.

Un grupo de pacientes recibió un injerto de grasa con células madre aisladas y crecidas en la grasa de los pacientes. “Estas células especializadas tienen el potencial de desarrollarse en varios tipos diferentes de tejido. El otro grupo se sometió a la inyección de células adiposas junto con la fracción vascular estromal (SVF), una rica combinación de tipos de células, incluidas las células madre.

Los médicos obtuvieron muestras de piel del área tratada para un examen en profundidad antes del injerto de grasa y 3 meses después del mismo, incluida la microscopía electrónica para detalles a nivel ultraestructural. Después de la inyección de células de grasa más la SVF, las muestras de piel mostraron una degeneración reducida de la red de fibra elástica de la piel, o elastosis, una característica clave del envejecimiento de la piel.

Estos hallazgos fueron confirmados por un examen ultraestructural, según los autores.

En pacientes sometidos a inyección de células madre, los cambios en la piel fueron esencialmente idénticos. "Este resultado parece sugerir que el efecto de un injerto de grasa es, al menos en parte, debido a su componente de células madre", escribe Rigotti.