La empresa señala que se trata de una intervención mínima que se realiza de forma ambulatoria y que requiere 2-3 puntos. “Muchos pacientes con orejas prominentes que llevan años acomplejados por su aspecto físico se interesarán por este implante”, asegura el Antonio. Porcuna, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y director de la Clínica Porcuna & De Benito en Madrid.

Este dispositivo  cuenta con unos simuladores previos que se colocan en el exterior de las orejas y permiten elegir el grado de cambio, así como predecir la imagen estética final. Allergan afirma que, por este motivo, el dispositivo ofrece un tratamiento personalizado. Este implante está indicado para aquellas orejas prominentes que tienen un pliegue antihélix poco desarrollado y se puede implantar en adultos y niños mayores de 7 años.

La empresa explica que se trata de una aleación metálica de nitinol recubierta de oro de 24 quilates de calidad médica para que sea menos visible bajo la piel de la oreja. No es necesario llevar una venda en la cabeza después del tratamiento, a diferencia de la otoplastia, por lo que la mayoría puede volver a su rutina diaria de forma inmediata.

El 5% de la población tiene orejas prominentes o lo que comúnmente se denomina orejas de “soplillo”. Porcuna señala que para muchas personas se trata de un complejo que disminuye su autoestima, los que les hace buscar una solución estética; sin embargo, no todos se atreven a pasar por la otoplastia por los riesgos y complicaciones postoperatorios que conlleva.