El bótox ha sido el tratamiento estético más solicitado de 2017 en Andalucía, según apunta el Instituto Médico de Miramar. El centro indica que los tratamientos con ácido hialurónico serán muy solicitados también en 2018 y que los andaluces suelen realizarse la primera intervención entre los 28 y 30 años.

“La mayoría de pacientes de esta edad son mujeres que desean aumentar el volumen de sus labios e hidratarlos. Los hombres suelen acudir a la consulta a partir de los 38 o 40 años y están más preocupados por las ojeras”, señala Fernando Urdiales, director médico del instituto.

El médico señala que cuando una persona quiere tratarse las ojeras, no solo hay que infiltrar bótox en la zona interesada, sino que también hay que tener en cuenta el problema de la pérdida de volumen en la zona temporal, malar, frontal y alrededor del párpado. El Instituto Médico de Miramar destaca el aumento de pacientes con más de 70 y 80 años que desean someterse a un tratamiento con bótox para la flacidez de la piel.

“La clave del éxito con el bótox es contar con un buen profesional, obtener un diagnóstico correcto, establecer un plan de tratamiento personalizado con cada paciente y utilizar productos como el de la gama Vycross de Allergan, que logra resultados naturales”, asegura el médico.

El uso del bótox será uno de los temas abordados durante el 33.º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) de Málaga, según indican los organizadores. La sociedad tamibén revela que el rejuvenecimiento facial integral será otro de los contenidos más debatidos en la cita. “En la mayoría de las ocasiones hay que tratar el rostro de forma global, no podemos rejuvenecer una zona de forma aislada sin valorar la necesidad de retocar las demás”, subraya Urdiales.