La descompresión de la neuropatía diabética es una técnica pionera que permite disminuir los riesgos asociados al pie diabético. El Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid ha realizado ya 14 intervenciones de este tipo con resultados satisfactorios, según ha informado la Comunidad de Madrid en una nota de prensa.

Tal y como recoge la agencia EFE, la descompresión de la neuropatía diabética consiste en liberar quirúrgicamente los nervios de la pierna y el pie afectados de los músculos y ligamentos en los que están atrapados. Se trata de una cirugía ambulatoria de una hora de duración aproximadamente. Una semana después de la intervención, se realiza la primera revisión.

"Se consigue una mejoría de la calidad de vida, porque alivia el dolor en más de un 90% de los casos y recupera la sensibilidad en más de un 80%", asegura Pablo Benito Duque, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Ramón y Cajal.

Además de aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida, la descompresión de la neuropatía diabética reduce la alteración de la postura y el riesgo de caídas, úlceras, infecciones y amputaciones. Por todo ello, los especialistas consideran que la neuropatía diabética debería valorarse como primera indicación en pacientes con síntomas iniciales de neuropatía diabética.

Un 8% de la población española es diabética. La neuropatía diabética es una de las complicaciones que desarrollan estos pacientes; suele comenzar con callosidades que a menudo dan lugar a infecciones, úlceras diabéticas y de amputaciones, la secuela más traumática de esta alteración. El proceso se acompaña con frecuencia de dolor plantar severo y continuo que impide el descanso.