Según ha informado la sociedad, la encuesta confirma que el bótox mantiene su popularidad y que el aumento de pecho, las cirugías estéticas de abdomen y la liposucción serán los procedimientos más populares el año que viene, en opinión de los especialistas, que creen que la cirugía plástica no es para todos. Más del 60% de los encuestados rechazaron pacientes porque “claramente no lo necesitaban” o pensaban que la intervención no les ayudaría.

La encuesta revela también como tendencia en cirugía plástica el aumento de las consultas entre padres e hijos, parejas y hermanos, así como el hecho de que más pacientes son “dueños” de su cirugía y hablan sobre ella abiertamente con amigos y familiares. Otra tendencia en cirugía plástica es la búsqueda de un aspecto “más natural”, demandada por un 78% de los pacientes de los especialistas preguntados.

“A medida que el interés y la demanda por los procedimientos quirúrgicos y mínimamente invasivos continúa creciendo, es importante que continuemos promoviendo el arte y la ciencia más recientes de la cirugía plástica entre nuestros miembros”, ha subrayado Alan Matarasso, presidente electo de la ASPS, que acaba de celebrar su encuentro anual en Chicago.