El CHN (Complejo Hospitalario de Navarra) acaba de estrenar una sala de Cirugía Plástica para realizar intervenciones con anestesia local. Las nuevas instalaciones, situadas en la segunda planta del Pabellón B del antiguo Hospital de Navarra, se usarán para realizar curas y cirugías menores. Su acondicionamiento ha costado cerca de 25.000 euros.

Según recoge la agencia EFE, la nueva sala de Cirugía Plástica del CHN permitirá mejorar las condiciones de trabajo y la asistencia a los pacientes, ya que se trata de un espacio más funcional y amplio que el disponible. Hasta ahora, estas intervenciones se realizaban en un único espacio del CHN-B de reducidas dimensiones y con limitaciones de accesibilidad.

La nueva sala de Cirugía Plástica cuenta con 2 zonas diferenciadas para consulta y curas con 30 metros cuadrados de superficie útil, además de un vestuario para pacientes y un baño. La sala de curas cuenta con una mesa quirúrgica y las condiciones de luminosidad propias de un quirófano. Es accesible a pacientes en silla de ruedas o camilla.

El Servicio de Cirugía Plástica del CHN realiza entre 8 y 10 curas y procesos quirúrgicos menores al día. Se dividen en 4 bloques:

  1. Curas y seguimiento de cirugías.
  2. Procedimientos quirúrgicos que no requieren anestesia general (cura de cicatrices patológicas, lesiones cutáneas y reconstrucciones de areola de pezón, entre otros).
  3. Revisión de procesos reconstructivos (colgajos e injertos).
  4. Interconsultas remitidas desde otros servicios (biopsias urgentes, entre otras).

Entre los procesos más comunes destacan las curas de úlceras vasculares, diabéticas o por presión propias de pacientes con lesiones medulares, encamados con poca movilidad, así como las curas por quemaduras o heridas producidas por traumatismos, entre otras.