El estudio explica que el cirujano de mano debe tener en mente la posible presentación de esta variante anatómica, que en la serie apareció en el 90.38% de los casos, para poder solucionar adecuadamente la sintomatología de sus pacientes y evitar la recidiva en enfermedad de De Quervain. La investigación se ha apoyado en el examen anatómico de las manos de 10 cadáveres para identificar la estructura del primer compartimento extensor, y documentar la presencia de septum entre nuestra población.

Los expertos señalan que en el Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital General de México es práctica habitual la búsqueda intencionada de dicho septum durante la cirugía del De Quervain, y se lleva a cabo también una revisión de los expedientes de los pacientes atendidos por esta patología entre marzo del 2010 y marzo del 2013. En la disección de los cadáveres, 9 presentaron septum: 3, derecho; 1, izquierdo; y 5, bilateral. Solo 1 no presentó ningún signo relevante para la investigación.

En la revisión de expedientes, los expertos encontraron 52 pacientes: 4 (7,7%) varones y 48 (92,3%) mujeres, con edades entre 34 y 75 años (media 55,1+/-10,2). De ellos, 39 presentaron tenosinovitis derecha (75%) y 13 izquierda (25%), sin casos de bilateralidad. En todos se hizo búsqueda de septum en el primer compartimento extensor de la muñeca durante la cirugía, y 47 presentaron tabicación (90,38%). Todos los pacientes siguieron revisión postoperatoria a los 7, 14, 30, 60, 230 y 360 días, sin recidiva de la sintomatología.