Los expertos explican que el turismo de bisturí crece en verano, porque es el momento que consideran idóneo las agencias de viajes y los mayoristas médicos parr ofrecer por internet paquetes baratos, en los que se incluyen liposucciones, cirugía mamaria, lifting facial o una rinoplastia, junto a estancias en hoteles de 4 o 5 estrellas y a veces servicios extra como sesiones de spa y excursiones.

"Si buscas en internet te pueden salir ofertas increíbles de turismo de bisturí, como un aumento de mama en Túnez con prótesis por 2.400 euros, en las que se incluyen la estancia en un hotel de 5 estrellas y el avión. Una prótesis de la mejor calidad en España suele costar unos 2.500 euros solo las prótesis. Si cobran 2.400 y meten hotel y avión no sé qué prótesis van a utilizar", avisa Menéndez Graíño.

“Estos precios no pueden justificarse. Muchas veces implican muchas veces una disminución de la calidad y de la seguridad del paciente y eso es lo absolutamente cuestionable, según los especialistas.

Los expertos quieren dejar claro que no se trata de criticar la cirugía del paciente que se va a operar a otro país, sino la low cost. En ese tipo de cirugía suelen contar con personal poco formado, que acaba de especializarse y no tiene la suficiente experiencia, por lo que las personas que, a pesar de los pesares, opten por estos paquetes deben averiguar si el profesional que la va a realizar está debidamente formado y si la cirugía se desarrollará en un centro acreditado.