En el estudio, que fue multicéntrico, participaron 10 dermatólogos expertos en cirugía reconstructiva que seleccionaron aquellas técnicas que más les gustaban dependiendo de la unidad estética. Se eligieron 2 colgajos atendiendo un orden de preferencia por subunidad estética, y la selección se basó en:

  1. El resultado final del paciente.
  2. El número de complicaciones.
  3. La facilidad en la ejecución.
  4. Las preferencias personales del dermatólogo.

Con los resultados de los 10 participantes, se eligieron los 3 mejores colgajos. Estas conclusiones fueron de gran utilidad para realizar una guía práctica que recogiese las mejores técnicas reconstructivas en las unidades de estética facial. La mayoría coincidió en que:

  1. El colgajo glabelar era el más adecuado para los defectos de canto interno del ojo.
  2. El colgajo en puerta giratoria era bueno para la concha auricular.
  3. El colgajo de avance bilateral en bandera o H era óptimo para la frente.
  4. El colgajo de rotación O-Z sirve para el cuero cabelludo.
  5. El colgajo pangeniano sirve para la mejilla infraorbitaria
  6. El colgajo de Tenzel es apropiado para el párpado inferior.
  7. El colgajo en isla destaca para labio superior.