La hiperplasia adiposa paradójica es una complicación de la criolipólisis que podría ser más frecuente de lo que se pensaba. Es lo que concluye un estudio de investigadores del Miami Plastic Surgery (Estados Unidos) que se ha publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, la revista oficial de la American Society of Plastic Surgeons (ASPS).

Tal y como ha informado la sociedad, la criolipólisis es un procedimiento cosmético no invasivo usado para eliminar el exceso de grasa mediante congelación. En ocasiones, da lugar al endurecimiento de una zona de grasa localizada, lo que se conoce como hiperplasia adiposa paradójica. Esta complicación se trata con liposucción, aunque es necesario esperar unos meses antes de llevar a cabo ese segundo tratamiento.

El trabajo recoge la experiencia de los doctores Michael E. Kelly y José Rodríguez-Feliz con 11 pacientes con hiperplasia adiposa paradójica tras criolipólisis, 6 de ellos tratados en su clínica y el resto derivados desde otras consultas. En el primer grupo (los tratados en la clínica propia) se dieron 15 eventos de hiperplasia adiposa paradójica, lo cual supone una tasa del 0,72%, muy por encima de la incidencia del 0,025% que se estimaba a partir de los datos del fabricante.

La buena noticia, según los autores, es que todos los casos de hiperplasia adiposa paradójica posterior a criolipólisis se trataron con éxito; la mayoría necesitaron solo liposucción, mientras que un paciente tuvo que someterse a una liposucción combinada con un procedimiento de abdominoplastia. Todos quedaron satisfechos con el resultado, aunque tuvieron que esperar para realizar la terapia para que la hiperplasia adiposa paradójica se ablandara y se evitara así que se reprodujera.

A esta espera se une el hecho de que los pacientes tuvieron finalmente que someterse a un procedimiento invasivo, cuando en principio habían optado por uno no invasivo como es la criolipólisis. De hecho, 2 pacientes se negaron a seguir el tratamiento, a pesar de que el fabricante del equipo se hacía cargo de los costes.

“A pesar de estos obstáculos, la satisfacción de los pacientes con el resultado cosmético quirúrgico final ha sido alta”, han insistido los investigadores, que han recalcado la necesidad de llevar a cabo estudios adicionales para determinar la incidencia de la hiperplasia adiposa paradójica tras criolipólisis y evaluar los resultados a largo plazo de la liposucción para estos casos.