#Pideuncirujanoplastico es una campaña iniciada a finales del año pasado para concienciar a los pacientes que se vayan a realizar cualquier tipo de intervención de Cirugía Plástica Estética o Cirugía Plástica Reparadora de la necesidad de informarse de la adecuada cualificación del profesional que se encargará de ella.

Tras el arranque de la campaña en 2016, que hacía referencia a la totalidad de las intervenciones vinculadas a la Cirugía Plástica, la de 2017 se centra en la rinoplastia, por encontrarse entre las más demandadas en España y por revestir cierta complejidad quirúrgica, que exige, precisamente, una formación específica como la que reciben los cirujanos plásticos.

Según las estadísticas de la SECPRE, la rinoplastia es la quinta intervención de Cirugía Plástica Estética más realizada en España. En torno a 1 de cada 10.000 españoles se somete a ella cada año. Según las estadísticas los pacientes más habituales son los de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años.

Si bien el número de rinoplastias practicadas a mujeres triplica casi a las realizadas a hombres (unas 3.200 vs 1.100), porcentualmente es una intervención más demandada por ellos que por ellas. De todas las operaciones de Cirugía Plástica Estética a las que se someten los hombres españoles, en torno al 14% corresponden a rinoplastias; por el contrario, del total de intervenciones a pacientes femeninas, las rinoplastias no llegan al 6%.

En esta campaña SECPRE recuerda que en varias ocasiones ha denunciado que, en la sanidad privada, entre 9.000 y 10.000 médicos realizan intervenciones de cirugía estética sin disponer del mencionado título y se debe a la “alegalidad” existente por no contar España con una ley regulatoria de la especialidad similar a la de la mayoría de los países de su entorno.